top of page
Buscar

Los sentidos y la meditación: ¿Cómo vivir en el presente?

Actualizado: 27 mar 2023

Los sentidos y la meditación son dos herramientas poderosas que pueden ayudarnos a vivir en el presente. La meditación es una práctica que nos enseña a centrar nuestra atención en el momento presente, mientras que los sentidos nos conectan con nuestro entorno y nos ayudan a percibir el mundo que nos rodea.


Al estar atentos a nuestros sentidos durante la meditación, podemos aprender a ser más conscientes de nuestras emociones y pensamientos, lo que a su vez nos ayuda a encontrar la claridad y el equilibrio emocional.


En este video podrás conocer un ejemplo de la importancia de vivir en el presente a través de los sentidos y meditación.



Técnicas de Comunicación Sensorial combinado con meditación

Escucha con atención y descubre una nueva forma de experimentar el mundo. En Dialogos Sensoriales y Comunicación Sensorial, nos apasiona ayudarte a conectar con tus sentidos y vivir plenamente. Síguenos en nuestra plataforma transmedia y conoce más sobre cómo Paola Ahtziri puede ayudarte a descubrir un nuevo mundo de sensaciones.

Una técnica de comunicación sensorial que se puede combinar con la meditación es la práctica de "escuchar conscientemente". Esta técnica se enfoca en prestar atención plena a los sonidos del entorno y a las sensaciones físicas que se experimentan en el cuerpo mientras se medita.

Al escuchar conscientemente, podemos entrenar nuestra mente para enfocarse en el momento presente y mantener la concentración en la meditación.

Visualiza nuevas posibilidades y descubre el poder de las imágenes mentales. En Dialogos Sensoriales y Comunicación Sensorial, nos apasiona ayudarte a conectar con tus sentidos y descubrir nuevos mundos de sensaciones. Síguenos en nuestra plataforma transmedia y conoce más sobre cómo Paola Ahtziri puede ayudarte a desarrollar tus habilidades de visualización.

También podemos incorporar técnicas como la visualización de imágenes mentales agradables que estimulen nuestros sentidos y nos ayuden a relajarnos y encontrar la paz interior.

Al utilizar técnicas de comunicación sensorial con la meditación, podemos profundizar nuestra práctica y mejorar nuestra conexión con el momento presente.


¿Qué pasa si alguien tiene sinestesia?

Si alguien tiene sinestesia, una condición en la cual los sentidos se mezclan, puede experimentar la meditación de manera diferente a la mayoría de las personas.


La sinestesia es una condición en la cual los estímulos sensoriales que normalmente se procesan de manera separada, como el sonido, el color y el sabor, se mezclan. Por ejemplo, una persona con sinestesia puede asociar un número con un color específico o un sonido con una forma determinada.



En el contexto de la meditación, las personas con sinestesia pueden experimentar sensaciones diferentes a las de los demás. Pueden experimentar colores, formas o texturas que no son comunes en la meditación convencional. Sin embargo, esto no significa que la meditación no sea efectiva para ellos. De hecho, la meditación puede ser una herramienta útil para las personas con sinestesia, ya que les puede ayudar a desarrollar una mayor conciencia de sus experiencias sensoriales y a controlar mejor sus respuestas emocionales.

En resumen, la sinestesia puede influir en la experiencia de la meditación de una persona, pero esto no significa que no pueda beneficiarse de esta práctica. Cada persona es única y experimenta la meditación de manera diferente, independientemente de si tienen sinestesia o no. De hecho, la meditación puede ser una herramienta útil para las personas con sinestesia, ya que les puede ayudar a desarrollar una mayor conciencia de sus experiencias sensoriales y a controlar mejor sus respuestas emocionales.

¿Qué pasa si alguien tiene alguna discapacidad?

La meditación es una práctica que puede ser adaptada para personas con diferentes discapacidades y necesidades.


Por ejemplo, si una persona tiene discapacidad visual, se pueden utilizar técnicas de meditación que enfaticen en los sentidos del tacto y el oído, como la atención plena en la respiración o el uso de meditaciones guiadas que enfatizan en la descripción detallada de las sensaciones corporales.


Para personas con discapacidad auditiva, se pueden usar técnicas que enfaticen en la atención a las sensaciones corporales y visuales, como la observación de una vela encendida.

Además, existen prácticas de meditación adaptadas específicamente para personas con discapacidades físicas, como la meditación sentada en silla de ruedas, que enfatiza la atención plena en la postura y la respiración.


También existen técnicas de meditación que pueden ser realizadas acostados o en posiciones cómodas para aquellos que no pueden sentarse.

En general, la meditación es una práctica adaptable que se puede ajustar para adaptarse a las necesidades individuales de cada persona, incluyendo aquellos con discapacidades. Hay muchos recursos y guías disponibles que pueden ayudar a las personas con discapacidades a encontrar técnicas de meditación que funcionen mejor para ellos.

Cuando se practica la meditación, se presta atención consciente a los sentidos.

Aquí te proporciono algunos ejemplos de técnicas de meditación que se centran en la sensorialidad:

  1. Meditación de atención plena en la respiración: En esta técnica, se enfoca en la respiración y en las sensaciones físicas que produce. Se presta atención a la sensación del aire entrando y saliendo por la nariz o la boca, así como a la expansión y contracción del abdomen y el pecho. Esto puede ayudar a calmar la mente y a centrarse en el momento presente.

  2. Meditación de escaneo corporal: En esta técnica, se presta atención a las diferentes partes del cuerpo, empezando por los dedos de los pies y avanzando hacia arriba hasta la cabeza. Se toma conciencia de las sensaciones físicas en cada parte del cuerpo, como la tensión, la relajación o las vibraciones. Esta técnica puede ayudar a liberar la tensión y a mejorar la conciencia corporal.

  3. Meditación de visualización: En esta técnica, se imagina una escena relajante, como un paisaje tranquilo o una playa soleada. Se presta atención a los detalles visuales de la imagen, así como a los sonidos, olores y sensaciones físicas que se asocian con ella. Esta técnica puede ayudar a calmar la mente y a reducir el estrés y la ansiedad.

  4. Meditación de caminata consciente: En esta técnica, se camina lentamente y se presta atención a las sensaciones físicas que se experimentan al caminar, como la presión de los pies sobre el suelo, la brisa en la cara y el movimiento del cuerpo. Esta técnica puede ayudar a mejorar la conciencia corporal y a liberar la tensión acumulada.


Aquí te dejo algunos links de meditaciones con las que puedes empezar:




Conéctate con tus sentidos y encuentra la paz interior a través de la meditación.

Si estás interesado en conocer más sobre la comunicación sensorial y cómo puede ayudarte a mejorar tus habilidades de comunicación y conexión con los demás, te invito a que visites mis redes sociales y mi canal de Youtube.



Allí encontrarás contenido útil, entretenido y educativo que te ayudará a comprender mejor cómo la comunicación sensorial puede enriquecer tu vida.


Además, te invito a que dejes tus comentarios y experiencias en el blog, ya que podrás aportar a la creación de nuevas ideas y conceptos para futuros talleres y videos.


¡No dudes en unirte a nuestra comunidad!

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page