top of page
Buscar
  • Foto del escritorPaola Ahtziri Estrada González

Te guardo un poquito de fé.

Actualizado: 30 mar

Expresarme se me da mejor en la mente pero si quiero compartir lo que pienso, las palabras son lo mío.


Escribo esto con los ojos aguados mientras escucho la melodía de Silvana Estrada, no sé si es la voz, la letra o el sentimiento que percibo al escucharla.



Esta canción ha estado presente en distintas situaciones de mi vida y la interpretación que viene con ella es distinta.


La primera vez que me sumergí entre melodías y poesía la relacionaba con las ideas, la interpreté como una oda a la creatividad.

"Tengo una voz y una piel que quieren que tú las descifres".

Mi recorrido por la creatividad ha sido la constante en mi vida, no existe algo que valore tanto.

La creatividad es mi camino espiritual.

Valoro el tiempo que nutro mi mente.

Valoro las ideas que emanan de mi cabeza.

Valoro lo que soy capaz de crear, interpretar y entender.

Valoro lo que otras personas hacen para expresarse.

Valoro la creatividad porque para mi es el tesoro escondido, es el reflejo de cada persona, es su esencia, mi esencia.


Me sorprende que existan personas que no son capaces de ver su ser creativo; no las culpo, se nos ha implantado un estereotipo muy marcado sobre lo que es y no es o como deberia de verse "alguien creativo".


La segunda vez que escucho esta canción efectivamente le di una interpretación textual y figurativa de la canción, el amor.


Pero el amor no figurativo sino su antónimo: el rechazo, la desilusión, lo no correspondido.

"Pero si un día tú me encuentras y ahora piensas diferente, te guardo un poquito de fé para abrir los ojos y verte".

La resignación es lo que nos queda cuando sabemos que ya hubo un cierre y la fé como dicen por ahí "es lo último que muere".


Esa frase "te guardo un poquito de fé" es cuando aun existe una resistencia a pasar página, las historias que se generan en la cabeza.


La ilusión del " y si..." es válido hasta que se vuelve una constante en tu cabeza y no te deja avanzar, te desenfoca, te hiperfocaliza en algo que no está en tus manos.


Tener fé es algo bueno para sobrellevar la vida misma pero no hay que poner todas las esperanzas ahí, la aceptación de que no siempre pasan las cosas como queremos nos hace avanzar y aprender de las situaciones, nos hace tener experiencia.


Y la vida se conforma de experiencias, la vida es una experiencia por si misma que vale la pena sentir con sus luces, matices, sombras, dolor, alegría y más.




32 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page